Inicio Información general Turismo paranormal: espeluznantes imágenes de un hotel embrujado en Córdoba

Turismo paranormal: espeluznantes imágenes de un hotel embrujado en Córdoba

121
0

Desde que cerró en 1977, los visitantes de Miramar de Ansenuza visitan las instalaciones del antiguo Hotel Viena, donde aseguran que hay fantasmas.

La visita al Gran Hotel Viena se convirtió en una parada obligada para todos los turistas que llegan a la localidad cordobesa de Miramar de Ansenuza. El recorrido no es para conocer la arquitectura del edificio del siglo XX, sino que para comprobar en carne propia la actividad paranormal que dicen que tiene.

Según un informe de Cadena 3, el edificio fue inaugurado en 1945 tras cuatro años de trabajo y luego de una inversión de 25 millones de dólares por parte de la familia Pahlke, proveniente de Buenos Aires.

En su momento destacó por su tecnología de punta con la generación de su propia energía, aire acondicionado, ascensores y vista a Mar Chiquita, lo que marcó un antes y un después en la zona de la segunda laguna más grande de Latinoamérica.

Por la afluencia de visitantes cesó en 1977, cuando hubo una gran inundación de la laguna que llegó hasta el hotel generando pérdidas insalvables. Con casi 45 años abandonado, hoy la Municipalidad de Miramar le ha sacado su rédito y organiza visitas guiadas por las dependencias que muestran las marcas del agua, y todo tipo de mitos y leyendas crecieron a su alrededor.

Entre sus galardones, realmente espeluznantes, está ser el primer lugar con mayor actividad paranormal en Sudamérica y el segundo en el mundo, después de varias investigaciones que se dieron sobre la habitación 106.

En el último tiempo, los curiosos llegan al Gran Hotel Viena para ver con sus propios ojos o captar con sus cámaras las apariciones que se dan en las ventanas de los pisos más altos del antiguo alojamiento.

Comente con Facebook