Inicio Covid19 Se fue a dormir con dolor de estómago y falleció de coronavirus

Se fue a dormir con dolor de estómago y falleció de coronavirus

176
0

Un hombre de 60 años que se había convertido recientemente en abuelo murió mientras dormía sin saber que en realidad tenía coronavirus.

David Hayman se había enfermado a fines del año pasado y sospechaba que se trataba de un virus estomacal. Según las palabras de hija, Michelle Keen, ni él ni su madre Diane tenían síntomas, apenas “un pequeño malestar”.

Pero la esposa se despertó a la mañana siguiente y, trágicamente, David había muerto mientras dormía, informa Kent Live.

“No teníamos idea de que era Covid-19. Ninguno tenía tos, nunca sospechamos. Comenzaron a sentirse un poco mejor, pero mamá despertó esa mañana y descubrió que había muerto mientras descansaba”, apuntó Michelle, de 37 años.

Una autopsia finalmente confirmó que David, de Biddenden cerca de Ashford, Reino Unido, tenía coronavirus, difunde además Mirror.

“Logramos persuadir a mamá de que se hiciera un chequeo al día siguiente. Le dijeron que sus niveles de oxígeno eran tan bajos que si se hubiera acostado esa noche también habría muerto”, reveló todavía estremecida.

La mujer entonces debió pasar las próximas dos semanas en el Hospital William Harvey. Nadie pudo visitarla para consolarla después la pérdida de su esposo.

La hija contó que ambos se habían estado protegiendo desde marzo, y que sólo salieron de la casa para cuidar a los otros tres hijos de Michelle mientras ella dio a luz a Isabelle, y otra vez para recoger lentes de su óptico.

“Odiaría que cualquier otra persona pasara por lo que hemos experimentado. Mis padres fueron muy cuidadosos y aun así se enfermaron y fácilmente podríamos haberlos perdido a ambos “, sostuvo.

El parto de Isabelle se adelantó
David falleció a fines de 2020, apenas cinco semanas después de que naciera su nieta Isabelle. La pequeña incluso llegó tres semanas antes, lo que a la luz de los hechos la familia ve como una bendición ya que su abuelo pudo conocerla y abrazarla.

Y menciona que si la pequeña hubiera nacido en fecha, habrían estado en el segundo confinamiento y su abuelo no habría podido verla.

Michelle hoy lanza un mensaje: “Ahora mamá está en casa con nosotros, pero todavía no se encuentra bien y tiene secuelas. Hay que tomar muy en serio esta pandemia”.

Comente con Facebook