Inicio Internacionales Se agrava la crisis entre la Unión Europea y el Reino Unido...

Se agrava la crisis entre la Unión Europea y el Reino Unido por las vacunas contra el coronavirus

266
0

El gobierno británico se manifestó preocupado por las restricciones que introdujo hoy la Unión Europea (UE) a la salida de vacunas contra el coronavirus fuera de su territorio, una medida que, en contradicción con el acuerdo comercial tras el Brexit, afecta a Irlanda del Norte, cuyas autoridades calificaron la decisión como un “increíble acto de hostilidad”.

La situación se produce en medio de una disputa con el laboratorio británico AstraZeneca por el suministro de dosis de vacunas a los 27 miembros del bloque.

Un portavoz de Downing Street dijo que el ministro de Gobierno, Michael Gove, se puso en contacto con la Comisión Europea (CE) para exigir una explicación “ante la falta de notificación de la UE sobre sus medidas vinculadas al protocolo norirlandés”, informó la agencia AFP.

“Michael Gove acaba de hablar con el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, para expresar la preocupación del Reino Unido por la falta de notificación de la UE sobre sus acciones en relación con el protocolo de NI (Irlanda del Norte por sus siglas en inglés)”, agregó.

La decisión de la UE de aplicar un mecanismo de emergencia para controlar y, eventualmente bloquear, las exportaciones de vacunas a terceros países, evitará que Irlanda del Norte se use como puerta trasera para canalizar la vacuna contra el coronavirus del bloque al resto del Reino Unido.

Para ello, Bruselas activó el artículo 16 del Protocolo de Irlanda del Norte, que forma parte del acuerdo de retirada del Brexit y que comenzó a ser efectivo el pasado 1 de enero, que le permite su aplicación si ésta “conlleva graves dificultades económicas, sociales o medioambientales”.

Pero el acuerdo del Brexit tenía, entre otros objetivos, evitar el retorno de una frontera y de controles aduaneros entre Irlanda, miembro de la UE, e Irlanda del Norte

De acuerdo con el Protocolo de Irlanda del Norte, las mercancías deberían poder circular libremente entre la UE e Irlanda del Norte, ya que la región permanece en el mercado único europeo y sigue operando bajo las normas aduaneras del bloque.

A menos de un mes del acuerdo del Brexit, el trabajado Protocolo que significaba que Irlanda del Norte era la única parte del Reino Unido que aún podía comerciar libremente con la UE.se encuentra en peligro

La primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, ha calificado la medida de Bruselas como un “increíble acto de hostilidad”.

“Al activar el artículo 16 de esta manera, la Unión Europea ha demostrado una vez más que está dispuesta a utilizar Irlanda del Norte cuando conviene a sus intereses. Pero de la manera más despreciable, en lugar de proporcionar una vacuna diseñada para salvar vidas”, afirmó la mandataria.

En otro tramo agregó que “en la primera oportunidad, la UE ha establecido una frontera dura entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda sobre la cadena de suministro de la vacuna contra el coronavirus”.

“Con la Unión Europea usando el Artículo 16 de una manera tan agresiva y vergonzosa, es hora de que nuestro gobierno dé un paso al frente”, agregó la premier norilandesa.

Foster habló sobre el tema con el primer ministro británico, Boris Johnson, y pidió una “respuesta contundente” del gobierno del Reino Unido.

Mientras, la pandemia avanza el bloque de 27 naciones y AstraZeneca hicieron pública una versión de su acuerdo de vacunas que está en el corazón de una disputa sobre el calendario de entrega.

El contrato, acordado el año pasado por la CE y la farmacéutica, permite a los países miembros de la UE comprar 300 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca, con opción a otros 100 millones de dosis.

Es uno de los varios contratos que la rama ejecutiva de la UE tiene con los fabricantes de vacunas para asegurar un total de más de 2 mil millones de inyecciones.

Comente con Facebook