Inicio Actualidad Cómo sigue la salud de Eduardo Feinmann tras su internación por coronavirus

Cómo sigue la salud de Eduardo Feinmann tras su internación por coronavirus

621
0

La semana pasada, Eduardo Feimann confirmó que tenía su diagnóstico positivo de coronavirus. Durante ese fin de semana, transitó la enfermedad sin acusar los síntomas característicos del virus. Pero en la mañana del martes pasado manifestó fiebre alta y los médicos aconsejaron su internación por precaución. Ese mismo día ingresó al Sanatorio Otamendi.

Con el correr de las horas el cuadro fue sumando elementos que provocaron una mayor observación médica. Por caso, la fiebre no descendía. Y el COVID-19 había provocado una neumonía que obligó a la asistencia de oxígeno: si bien no requirió intubación, le colocaron una mascarilla. Además permaneció en una sala común, sin ser derivado a la terapia intensiva, pero con una atención clínica permanente.

El miércoles -justo a una semana del diagnóstico- los médicos anunciaron que este viernes 28 sería un día clave para comprobar la evolución de su cuadro y cuánto había avanzado la enfermedad. El foco estaba puesto en la neumonía, aunque ya había indicios que asomaban como alentadores.

La fiebre comenzó a registrar un marcado descenso. Y, además, los estudios clínicos determinaron que la infección -que comprometía particularmente un pulmón- no había avanzado. Así fue como el jueves por la tarde se decidió retirarle el oxígeno: ayer por la noche fue la primera vez que Eduardo durmió sin la bigotera, luego de 72 horas de asistencia. El cuadro ya aparecía como estable.

Quienes tienen acceso a su intimidad destacan que nunca perdió el buen humor. “Anoche se levantó, está muy bien. De ánimo está perfecto -le contó a Teleshow su amigo Oscar González Oro-. Eduardo está mejorando. Y se encuentra muy cuidado por su mujer, Lu (por la abogada santiagueña Lucía Auat)“.

Hoy, frente a un cuadro que se evidencia como promisorio (ya no tiene fiebre y continúa sin oxígeno), los médicos le realizarán nuevos estudios clínicos. La atención sigue puesta en la neumonía: la saturación de oxígeno en sangre será un indicador claro respecto a cómo va superando la infección, que pareciera estar controlada. Hasta aquí, la saturación era la normal.

Por eso, los indicadores hacen pensar que -de continuar con la recuperación que Feinmann mostró en las últimas horas- los médicos podrían determinar el alta médica para principios de la semana próxima. Por lo pronto, sábado y domingo Eduardo permanecerá en el Otamendi. Con Lu cuidándolo. Y sus familiares y amigos expectantes de que las buenas noticias sigan llegando.

Un mes atrás el conductor había abandonado de manera abrupta su programa en A24, por un fuerte dolor de cabeza. Al tomar la posta al aire, el periodista Mariano Obarrio anunció que su compañero “no se sentía bien”. Eduardo se sometió entonces a un test rápido, con resultado negativo; así lo explicó en su programa de radio. Aquello terminó siendo una falsa alarma, que redundó en un diagnóstico de coronavirus hace, 10 días atrás. Porque como advirtió el propio Feinmann, “nadie está exento”.

Comente con Facebook