Inicio Notas de opinión Villa 31, los NADIES

Villa 31, los NADIES

568
0

La organización social y revista La Garganta Poderosa informó el primer fallecimiento por coronavirus dentro de la Villa 31 de Buenos Aires.

«Casi 48 horas después del resultado positivo que recibió su hija, sí, dos días después, nos llamaron los responsables de Contactos Estrechos de la Ciudad, para ‘pedirnos’ el número de teléfono de sus padres, cuando ya no sabíamos en qué medio nos faltaba denunciar sus falsos operativos. ‘Ellos fueron aislados’ decían públicamente, antes de pedirnos el teléfono, amparados en el silencio forzado de muchos vecinos que temen por su vida, pero también tienen miedo de perder sus casas, en un barrio que por supuesto sigue padeciendo desalojos y suba de alquileres, en la más absoluta informalidad. Confirmada en ‘la tanda de nuevos contagios’, la madre del ‘caso cero’ quedó internada el domingo último por Covid-19. Y ahora su esposo, Ramón, llora su fallecimiento desde otra cama del mismo hospital, porque también está contagiado». dijeron desde La Garganta Poderosa.

Falleció Torobia Balbuena, habitante de la villa 31, tenía 84 años. Su hija había sido confirmada positivo de covid-19, vivían en la misma casa y compartían inodoro con 11 personas más.

En la villa 31, según datos oficiales del gobierno de la ciudad, viven alrededor de 43.000 habitantes, pero según los censos internos, la cifra ronda las 65.000 personas aproximadamente. Los nadies, hace más de 8 días que están sin agua y hasta el mediodía de ayer, la cifra de contagiados ya ascendía a 83 infectados y 64 casos sospechosos.

El Gobierno de Larreta se declaró «incompetente» y rechazó poner en marcha un plan de contigencia para abastecer de agua potable a los vecinos de los barrios populares en el marco de la pandemia de Coronavirus y de la epidemia de dengue, al rechazar un amparo colectivo presentado por referentas barriales con el respaldo de organizaciones sociales, sindicales y académicas que trabajan en los barrios, y ofreció como única respuesta ampliar 4 horas la asistencia de 10 camiones cisternas, que pueden abastecer una porción ínfima de los habitantes de las villas porteñas. 

Y sucede que el distanciamiento social, preventivo y obligatorio, no es fácil de cumplir en las villas donde las casas no son como las mansiones de los countries de Pilar. Allí las viviendas son precarias, las calles estrechas, la gente pobre. Cómo puede guardar distancia quien vive en una casucha de 2 habitaciones con 11 personas más? Cómo se pueden lavar las manos, si no tienen agua? Con qué plata compran el alcohol en gel? Con qué plata comen? Comen?

Muchos de los habitantes de la villa 31 son personas de riesgo teniendo en cuenta los casos de diabetes y obesidad, que con la gestión de Macri se intensificaron producto de comer fideos o arroz casi todos los días. La falta de una dieta adecuada, que es imposible de practicar para los vecinos de las villas, la mal nutrición y la desnutrición, el hacinamiento y la falta de agua convierte a la mayoría de los habitantes en personas de riesgo de contagio, y de muerte.

Pero éso al gobierno de Larreta no le importa, porque tampoco le importó a cambiemos, antes con Macri, luego con Horacio, en sus 13 años de gestión en la ciudad, combatir la pobreza de las villas. Al contrario, las políticas que ellos profesan, tienden no sólo a no erradicar la pobreza y la miseria, sino más bien, a aumentarla. En sus discursos, critican el fanatismo del peronismo/kirchnerismo, sin embargo, ellos son los más fanáticos, al punto que no les importa entregar las vidas, de otros, por supuesto, por defender y sostener el capitalismo salvaje que a ellos les hace muy bien y les genera muchas ganancias. La pobreza y la miseria, son producto de ese sitema que no tiene alma y que se roba vidas todos los años.

Los villeros, los negros de mierda, los nadies de muchos que profesan esas ideas y las ejecutan a rajatabla. Sino miremos cómo dejó el país Mauricio Macri, con más de un 40% de pobreza, y en los niños, un 60%. Los que no se mueren en el camino, a veces desean tanto tener lo que el sistema vende, que salen a delinquir y después decimos que son chorros, que no deberían salir de la cárcel,y bla bla bla. Los pobres sí,que se queden en su pobreza, que nunca dejen de serlo porque al sistema les sirven así, pobres. Los pobres, que se mueran de dengue, de hambre, de covid-19, si se mueren todos, mejor. Y ese pibe chorro que nos jode, que nos afana un celular, que se quede en la cárcel, total no va a cambiar. Lo que no nos jode es que edenor nos afane aumentando las tarifas en un 3000 %, ni que Macri haya endeudado al país en 100 años con un dinero que ninguno de nosotros vio, que entró y siguió de largo a las cuentas en el extranjero. Y no jode porque muchos de nosotros creemos, que éso no es robo, y así se maneja el sistema que defiende Macri y ejecutó, y que sigue ejecutando Larreta en la ciudad.

Toda la sociedad debe cambiar en algún momento estos paradigmas que nos impusieron y que naturalizamos tan bien. Porque ningún pibe nace chorro, porque es mentira que el pobre es pobre porque quiere. El pobre es pobre, porque no tuvo igualdad de oportunidades, porque si las llegara a tener, quién le limpia la mugre a los ricos? o vamos a pensar que a la gente de la villa 31 le gusta cargar agua de a gotas? O les gusta morirse de coronavirus; o pasar hambre?

Y SI ALGÚN DÍA, LOS NADIES PUDIESEN ELEGIR, QUÉ ELEGIRÍAN?

#LarretaEsResponsable

Comente con Facebook