Inicio Producción La industria nacional volverá a producir aviones de entrenamiento para la Fuerza...

La industria nacional volverá a producir aviones de entrenamiento para la Fuerza Aérea

521
0

La industria nacional volverá a tener un rol preponderante en la fabricación de transportes aéreos destinados para la Fuerza Aérea Argentina. El ministro de Defensa, Agustín Rossi, anunció que se confeccionarán aviones de entrenamiento primario en nuestro país, lo que representa una gran noticia para el desarrollo local.

La elaboración estará a cargo de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), presidida por la doctora en Matemática aplicada, Mirta Susana Iriondo, quien mantuvo diálogo con diario Hoy y señaló cuáles son las implicancias de esta medida.

“Esto fue a pedido de Fuerza Aérea, ellos son quienes necesitaban este tipo de avión. Comenzamos el proyecto y trabajamos en el diseño conceptual para pasar a la revisión crítica como segundo paso, es mu­cho trabajo de ingeniería.

Para la industrialización surgió la posibilidad de tomar un préstamo con el Instituto de Ayuda Financiera para Pago de Retiros y Pensiones Militares (IAF)”, explicó Iriondo.

Así, FAdeA tendrá a cargo la construcción de unos 25 aviones IA-100, cuyo nombre simbólico es “Malvina”. Estos estarán destinados a funciones de entrenamiento militar y uso civil primario, según consignaron las autoridades. En ese sentido, formarán pilotos durante las instancias iniciales del proceso de capacitación en la Fuerza.

“Estamos contentos. Vamos a comenzar con la ingeniería del diseño y cálculo estructural para programar la producción de los moldes, que estarían para finales del año que viene, por lo que ya podríamos lanzar la línea de producción y la certificación estaría lista para el 2022”, marcó.

Según relataron desde la Fá­brica, este proyecto es el primero de realización en serie sobre este tipo de naves. Otro que llevaron adelante es el avión IA-63 “Pampa III”, pero está pensado para preparación más avanzada.

“Estamos pensando planes a largo plazo, entre ellos la exportación. Primero se tiene que producir y debe ser probado por la propia Fuerza Aérea del país. Recién ahí podríamos pasar al mercado internacional”, señaló Iriondo.

Por último, la profesional que está a cargo de la FAdeA desde enero de este año, marcó: “La idea es desarrollar proveedores locales en un porcentaje alto, para casi todo el avión. A medida que avancemos en el prototipo seleccionaremos al­gunos, pero es un proceso largo. También trabajamos con el Ministerio de la Producción, que estaría dispuesto a financiar algún tipo de transferencia tecnológica a las pymes, que están muy interesadas en participar de este proyecto”.

Comente con Facebook