Inicio Información general Gustavo Cordera grabó un video pidiendo perdón sobre sus dichos sobre la...

Gustavo Cordera grabó un video pidiendo perdón sobre sus dichos sobre la violación y evitó ir a juicio

323
0

Gustavo Cordera evitó ir a juicio por grabar un video “pidiendo disculpas” por sus dichos de 2016 donde aseguró que “Es una aberración de la ley que, si una pendeja de 16 años con la concha caliente quiera coger con vos, vos no te las puedas coger. Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente”, expresó el músico, frase que le valió un juicio por “incitación a la violencia”.

La frase del cantante de Bersuit Vergarabat sobre las mujeres se hizo pública en todos los medios de comunicación del país, y motivó la intervención del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi). Y el cantante fue procesado. En abril de 2019, el juicio en su contra fue suspendido cuando aceptaron su propuesta de realizar una probation: dos shows gratuitos, asistir a un taller de género y realizar un video de retractación y disculpas públicas para difusión en redes sociales y medios de comunicación.

Tal como había prometido, el ex Bersuit Vergarabat asistió al taller, pero los recitales fueron suspendidos por la pandemia y su video, presentado el 13 de agosto, fue rechazado porque no veían arrepentimiento. Hasta el 20 de este mes, que Gustavo Cordera volvió a enviar una filmación que también publicó en su cuenta de Facebook.

Entre otras cosas, en el video Gustavo Cordera expresó: “Las mujeres son un grupo en situación de desigualdad estructural. Sobre ellas recaen muchos estereotipos y prejuicios. Los discursos que le restan importancia a experiencias traumáticas como es la violencia sexual y el abuso de niñas y adolescentes refuerzan y profundizan esos estereotipos y prejuicios”, dice el denunciado.

En otra parte de su relato, el ex cantante de Bersuit Vergarabat explica: “Me parece atinado marcar la diferencia entre justificar y explicar. En nada se justifica la ofensa cometida, pero se explica en mi pertenencia a una generación que ha empezado a educarse, a correr el velo que le impedía ver. No solamente este artista, el que necesitaba esa enseñanza que le permita ver aquellas cosas que constituyen una forma de violencia que se desliza en el comentario al pasar pero que resulta altamente peligrosa. Esa ausencia de enseñanzas se extiende a otros rincones del arte y en buena hora ya empieza a verse una nueva forma de decir, de crear, de mostrar y de tratar la cuestión de género”, continuó Gustavo Cordera.

Comente con Facebook