Inicio Actualidad El desconsolado llanto de un bombero en los incendios: “Perdoná, estamos luchando...

El desconsolado llanto de un bombero en los incendios: “Perdoná, estamos luchando con toda esta mugre”

147
0

Desde hace dos semanas, los incendios en la provincia de Córdoba se multiplican y los bomberos voluntarios no dan a basto. Sin embargo, siguen firmes luchando a destajo contra las llamas que devoran todo a su paso. 

Las condiciones meteorológicas complican el arduo trabajo de los efectivos. El cansancio pesa, pero nada los detiene. Sin dudas, son los héroes cordobeses que cada año dejan todo por la sociedad.

Eusebio Moreno es uno de ellos. Desde hace 16 años es bombero voluntario en Villa de Soto. De lunes a viernes trabaja en el cuartel y los fines de semana está firme por si lo necesitan. Está a cargo de la autobomba y de ahí no se baja. Acompaña a cada lugar donde lo llamen.

«Chivo», como lo conocen sus amigos, fue protagonista de un video emotivo que se viralizó en las redes sociales. El martes se cumplía un nuevo aniversario de la muerte de su mujer. Estaba viviendo una jornada de sentimientos encontrados, entre el dolor por el fallecimiento de su mujer en 2008 y el fuego que no da tregua en las Sierras de Córdoba.

«Hola Elisa, estamos acá. Perdoná porque estamos acá con los chicos luchando con toda esta mugre. No puedo hablar», expresó Eusebio y rompió en un llanto desconsolado. Su rostro cubierto de hollín se bañó en lágrimas. El desconsuelo fue tan grande que no pudo continuar de responderle a su hija María Elisa, quien tenía cuatro años cuando su mamá murió.

Ariel Rodríguez, bombero y compañero del cuartel de Villa de Soto, le pidió a María Elisa, la hija de Eusebio, que le mandara un audio para su papá, a quien no veía desde hacía días. «Llego al lugar del incendio en el Paraje La Primavera, nos sentamos a comer bajo un árbol y le hago escuchar los audios. Se emociona, pero queda ahí. Entonces le dije que le responda y que después se lo enviaba cuando agarrara señal»,

Cuando Eusebio Moreno tomó el teléfono para responderle a través de un audio de WhatsApp, alcanzó a decir unas palabras, angustiado y visiblemente conmovido, se quebró y ya no pudo expresarse en palabras. «Fue en ese momento en que se emociona y ya nos emocionamos todos, nos abrazábamos y llorábamos», dijo Rodríguez al recordar aquel día.

Comente con Facebook