Inicio Actualidad Coronavirus: Rosario al límite y morges repletas

Coronavirus: Rosario al límite y morges repletas

172
0

La situación que se vive Pami I respecto de la pandemia del Covid-19 es preocupante. El personal del mismo ya hace varios meses que se encuentra trabajando cerca del colapso y en los últimos días explotaron de bronca en relación a la cantidad de cuerpos de personas fallecidas que hay aún en el establecimiento. En grupos de WhatsApp, esta mañana manifestaron: “7 meses esperando el pico para saber cómo resolverlo y así estamos”; “Están mandando los óbitos al ex consultorio de ecografía. Frente al ascensor y de la cocina!!!!”; “Quedan 2 en los pisos y la morgue tiene 4, en cualquier momento los empezamos a guardar en la cocina”. “Es como que hay que aguantar todo porque estamos en pandemia! Pero no funciona así”

Sin espacio ya en la morgue del Policínico, los trabajadores solicitan a la institución que pongan a disposición un camión refrigerado para guardar los cuerpos, como los que se registraron en Estados Unidos en el momento más crítico de la pandemia y como el que también ya se encuentra en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.

En relación a esto, el delegado de la Junta Interna del PAMI, Guillermo Gran, señaló: “Lo que está pasando es efectivamente como se dice en esos mensajes. Tenemos óbitos en los pisos, en lo que fue la zona de ecografía o en los pasillos. A veces están tardando más de dos días en llevarse los cuerpos. Hasta el sábado pasado, que metieron una obra de emergencia, en una de las salas se separaba pacientes Covid de los no-Covid con un nylon tipo cortina de baño. Y encima el director del Policlínico está con licencia por stress y se demoran las compras hospitalarias. La sensación es que estamos a la deriva”.

Asimismo manifestó que “en todo el mundo se habla de los respiradores como el insumo esencial para hacer frente al coronavirus. Acá en el Pami hay respiradores, pero no tienen filtros para que no se aerolice el virus y no se contagie al de al lado. No estamos pudiendo utilizar los insumos que tenemos”.

Por último, Gran, sentenció: “Se dijo desde el primer día que los adultos mayores iban a ser los más débiles ante la pandemia, pero no se prepararon de la forma correspondiente. Acá venimos de años de saqueo de la obra social de los jubilados, con distintos gobiernos. Y en estos siete meses, acá lo que vemos es que no cambió. Y no es sólo en la atención a los pacientes, sino que por la demora en brindar los elementos de bioseguridad, hubo numerosos contagios entre el personal. En diversas áreas, como rayos, cirugías, hematología, ya tenés desde antes personal precarizado. Tenés un aparato de rayos para diagnóstico por imágenes que es del año ‘70. Pero bueno, ahora lo urgente es lo que está pasando con la emergencia”.

Comente con Facebook