Inicio Política Carmela Moreau: «Hay una oposición obstruccionista, que quiere desgastar»

Carmela Moreau: «Hay una oposición obstruccionista, que quiere desgastar»

94
0

Carmela Moreau: «Hay una oposición obstruccionista, que quiere desgastar»
Hija del diputado Leopoldo y de la exlegisladora María del Carmen Banzas, y hermana de la diputada Cecilia Moreau, la dirigente de IgualAr y asesora de la Jefatura de Gabinete afirmó que la oposición necesita «demonizar la figura de Cristina para generar rechazo en la gente».
Imagen integrada

Carmela Moreau, referente de IgualAr, uno de los partidos del Frente de Todos, cuestionó a la oposición porque «no descalifica políticas, sino a las personas» y relativizó la existencia de sectores duros y más dialoguistas en Juntos por el Cambio. «Hay una oposición obstruccionista», remarcó.

De familia íntegramente dedicada a la actividad política -hija del diputado Leopoldo y de la exlegisladora María del Carmen Banzas y hermana de la diputada Cecilia Moreau-, dirigente además de la Asociación del Personal Legislativo (APL), Carmela Moreau lamentó que algunos medios «insistan en querer demonizar» a la vicepresidenta Cristina Fernández, y reinvindicó que las nuevas generaciones ya no se sienten convocadas «por las fuerzas tradicionales».

Los tramos salientes de la entrevista de Télam con la asesora de la Jefatura de Gabinete son los siguientes:

  • Télam: ¿Cómo se maneja una alianza que todos consideran amplia, en la que coexisten miradas y enfoques distintos?
  • Moreau: Es un frente en el que conviven sectores sociales, políticos y sindicales que en algunas cuestiones macro o puntuales tienen miradas diferentes sobre qué políticas deben buscarse para un país inclusivo, federal, diverso… Pero más allá de eso, la conducción de Alberto (Fernández) y de Cristina, que son quienes finalmente delinean las políticas de Estado, es un ordenador. Eso no quita que cada espacio pueda proponer políticas alternativas. Eso es sano, y tiene que ver con el perfil y las convicciones de cada fuerza.
  • T: Y en esa línea, ¿qué iniciativa propia impulsa IgualAr?
  • M: Defendemos, por ejemplo, la recuperación de las empresas de servicios públicos. Pensamos que para encender la economía, y sobre todo las pymes, las cooperativas y el comercio, es vital recuperar el manejo de las variables de las tarifas de los servicios públicos, porque la gestión de (Mauricio) Macri dejó un cuadro desquiciado que termina siendo un impedimento para arrancar. Y para algunas familias termina siendo prohibitivo el acceso a esos servicios. Estamos hablando de derechos fundamentales que desde el Estado tenemos que garantizar.
  • T: ¿Cómo juzga el rol de la oposición? ¿Esperaban una conducta de este tipo o tenían otra expectativa?
  • M: Después de una primera etapa de la pandemia, en la que el Presidente convocó a todos los sectores, de alguna manera se relajó la oposición y empezó a hacer un mal uso de la pandemia para sacar ventajas. No descalifica políticas, sino a las personas. Especula con si tal medida se tomó por pedido de Cristina, si tal plan es parte de una venganza de Cristina, o que queremos ser un gobierno autoritario e inventaron que el Congreso no funcionaba…
  • T: Fue extraña esa mirada sobre el funcionamiento del Parlamento…
  • M: Es que esta oposición es obstruccionista y quiere desgastar al gobierno. Primero planteó que el Congreso estaba cerrado, cuando hubo infinidad de reuniones de comisión, inclusive con ministros. Después pidió sesiones y se articuló todo un sistema para que pudieran hacerse con un estándar básico de seguridad sanitaria. Más tarde reclamó que no se debatieran cuestiones que no tuvieran que ver con la pandemia, y eso es una aberración, porque lo que puede o no hacer el Parlamento está en la Constitución. Y finalmente pidió sesiones presenciales… En muchas partes del mundo los Parlamentos funcionan de manera virtual. Con todo eso, ya este año se va a superar el número de sesiones de todo el periodo de gobierno anterior. Pero yo esperaba una actitud más responsable, más colaborativa.
  • T: Estuvo además el llamado a las movilizaciones opositoras….
  • M: Marchas por la libertad, contra el gobierno, contra las políticas de salud… Expusieron a la gente al contagio. Llegaron a militar la muerte. Y ahí hubo una doble irresponsabilidad de los dirigentes y de algunos agentes de los medios de comunicación, porque ellos tenían garantizados el acceso a la salud. Y muchas veces la población no. No les importa la vida ni siquiera de aquellos a los que representan. Yo me opongo a cualquier manifestación presencial.
  • T: ¿Visualiza que existe un sector duro y otro más blando en la oposición?
  • M: Tienen diferentes actitudes porque tienen distintos intereses. Pero a esos sectores supuestamente más responsables no los vi combatiendo a quienes aplican esta política de desgaste. Uno es cómplice por acción y por omisión también. La responsabilidad de un referente es alzar la voz. Está el máximo responsable, que es Mauricio Macri, pero también hubo actitudes como la de (Alfredo) Cornejo, o la UCR… Mandan al frente de batalla a quienes no tienen responsabilidad de gobierno, pero los demás están atrás acovachados.
  • T: ¿A qué atribuye la mirada insistente sobre la relación entre el presidente y la vice?
  • M: A una estrategia de comunicación, no nueva. Necesitan demonizar la figura de Cristina para generar rechazo en la gente. Lo hacen sobre falacias, relatos mentirosos… Tratan de erosionar a una gran dirigente, que además fue una gran presidenta, con enorme apoyo popular, que tomó la decisión de correrse de la escena para ampliar el espacio. Pero Cristina va a ser recordada como una de las mejores dirigentes, de las más importantes de la historia del país.
  • T: ¿En qué etapa está el armado de IgualAr?
  • M: Creciendo en todo el país. Ya estamos inscriptos en varias provincias en busca de la nacionalización. Se van incorporando sectores de distintos orígenes. Planteamos un proyecto de país que profundice el federalismo. Todas las políticas deben tener una mirada feminista y ambientalista, pero también federal, atendiendo a las distintas realidades y revalorizando la militancia y la participación de la sociedad civil. Y buscamos fortalecer la calidad democrática, la representación territorial, con proyectos, con alternativas. Nuestro aporte al FdT tiene que ser la ampliación de la base y luchar contra la antipolítica, que es el discurso de la derecha.
  • T: ¿No existe el temor de que sea visto como el partido de los radicales desencantados, enojados?
  • M: En IgualAr conviven socialistas, radicales, comunistas, kirchneristas… Las nuevas generaciones ya no desarrollan su tarea en función de las fuerzas tradicionales. Tienen fuerte conciencia de sus derechos, del feminismo, de la defensa del medio ambiente… Los jóvenes están altamente politizados y los partidos que nos dieron origen hoy no nos interpelan ni nos contienen. En algún momento se tiene que concretar lo que (Raúl) Alfonsín llamaba el tercer movimiento histórico y (Néstor) Kirchner la transversalidad, que es la unidad del campo nacional y popular. Y generar un sujeto que defienda esas políticas. ( AGENCIA TELAM )
Comente con Facebook